Métodos Electromagnéticos

Los métodos electromagnéticos o métodos eléctricos en corriente alterna se basan en el estudio del subsuelo a través de los cambios en las propiedades eléctricas y magnéticas de los materiales que lo componen.

Los métodos EM pueden ser de campo natural o artificial, pueden estudiar con detalle los primeros metros o alcanzar varios kilómetros de profundidad con menor resolución, pueden proporcionar información 1D, 2D o 3D del medio,…, son, por lo tanto, muy diversos y capaces de definir objetivos muy diferentes.

Los denominados electromagnéticos ligeros emplean aparatos relativamente sencillos que permiten realizar calicatas electromagnéticas de zonas grandes en relativamente poco tiempo. Proporcionan información en planta de conductividad eléctrica que permite definir cambios laterales de materiales hasta unas pocas decenas de metros de profundidad. Se aplican principalmente en arqueología y geotecnia.

Los electromagnéticos profundos, bien sean en el dominio del tiempo o en el de frecuencias, emplean bucles o dipolos de gran tamaño junto con antenas receptoras de campo magnético. Su principal aplicación está dentro de la hidrogeología y la minería metálica aunque por su gran penetración pueden utilizarse en cualquier estudio geológico profundo. Dentro de este grupo podemos destacar:

  • Foto equipo VLFLos sondeos electromagnéticos en el dominio del tiempo (SEDT) permiten obtener información 1D o 2D de resistividad eléctrica hasta un máximo de un kilómetro de profundidad.

  • Los sondeos magnetotelúricos que proporcionan información 1D, 2D y 3D de resistividad eléctrica hasta varios kilómetros de profundidad utilizando las corrientes telúricas naturales. En zonas con ruido se puede emplear una corriente artificial como fuente alcanzándose menor profundidad de estudio pero con mayor calidad de medidas (CSAMT – Control Source Audio Magneto Telluric).

Por último los equipos electromagnéticos de baja frecuencia o VLF (Very Low Frequency) se basan en el estudio de ondas de frecuencia entre 10 y 30 Khz. Se emplea principalmente en geología estructural